Mascarillas para la cara exfoliante Natus

Piel mixta: 6 gestos para cuidar de ella

Piel mixta: 6 gestos para cuidar de ella

 

Tienes la piel grasa en ciertas zonas de tu rostro y seca en otras? No consigues encontrar la rutina adecuada a este doble problema?

 

Entonces es probable que tu piel sea mixta.

 

La piel mixta es una combinación de una piel grasa en ciertas zonas (frente, nariz, barbilla) también conocido como zona T, y una piel normal a seca en mejillas y sienes.

 

A continuación, te explicamos cómo tratar tu piel mixta, teniendo en cuenta que deberás atender de manera diferente la zona T , de las zonas de mejillas y sienes.

 

1 – Limpiar y purificar.

 

Es importante limpiar correctamente los excesos de grasa que la piel mixta acumula en la zona T, pero sin agredir las zonas secas. Por eso, te recomendamos utilizar un limpiador en espuma muy suave y para pieles sensibles.

 

Evita los agentes agresivos como sulfatos que alteran la barrera cutánea, agentes de lavado etoxilados (Laureth, steareth, ceteareth …) y aditivos nocivos (PEG, PPG), lo cuales son fuente de comedones.

 

2 – Exfoliar.

 

Las exfoliaciones son primordiales en pieles mixtas ya que eliminan las células muertas que favorecen la aparición de comedones.

 

Privilegia los exfoliantes naturales enzimatícos (como por ejemplo enzima extraídos de la cebada), con pocos granos exfoliantes delgados. En las zonas secas, realiza movimientos muy suaves.

 

3 – Purificar.

 

El tónico es el mejor aliado de las pieles mixtas. Ayuda a cerrar poros de la zona T y a reequilibrar el ph de la piel. Escoge un producto sin alcohol, suave, con agentes purificantes y astringentes naturales. Evita los que contienen PEG, PPG, antisépticos alérgenos o acrilatos comedogénicos.

 

4 – Tratar.

 

Únicamente sobre la zona T, usa al menos dos veces por semana una mascarilla purificante con activos absorbentes y reguladores que equilibran la dermis. Harán un efecto détox, sin resecar tu piel. Escoge mascarillas con arcillas finas, extractos de plantas y aceites esenciales equilibrantes. Evita todos los componentes sintéticos que obstruyen poros y generan imperfecciones como los silicones, PEG/PPG, así como los hidratantes de la familia de los glicoles (propylen glico, butylen glicol etc…)

 

5 – Hidratar.

 

Una piel deshidratada produce más sebo para compensar la molestia. Por lo tanto, un cuidado hidratante aportará confort y flexibilidad a tu piel. Opta por texturas ligeras que penetran rápido, aceites matificantes, fórmulas reequilibrantes.

 

Evita los aceites comedogénico como el palmitato de etilhexilo, palmitato de isopropilo o el miristato, los extractos de algas marinas (carragenano, Algin), los PEG / PPG y emulsionantes etoxilados (ceteareth, steareth …) . Todos estos ingredientes son comedogénico y no son adecuados para la combinación o la piel grasa. Puedes usar un aceite vegetal puro pero asegúrate que no esté oxidado (no se recomiendan aceite de coco o de germen de trigo en el rostro)

 

6 – El maquillaje.

 

Con formulaciones generalmente muy oclusivas y comedogénicas, el maquillaje empeora frecuentemente las imperfecciones de la zona T. Privilegia el maquillaje en polvos y el maquillaje mineral. Evita las bases y tonos líquidos o en crema que contienen siliconas, aceites minerales, aceites comedogénico acrilatos o cera de abejas.

 

Lo que hay recordar sobre la piel mixta.

 

Debes tratarla como dos tipos de piel diferentes. La zona T se trata como piel grasa para reducir sebo y brillos. La zona mejillas y barbilla se trata como piel seca brindándole hidratación con agentes suaves y calmantes.

Descubre productos para piel mixta

Productos naturales para la piel espuma

Espuma limpiadora Soft balance

Productos naturales para la piel tonico equilibrante

Tónico equilibrante suave Hydra Balance

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *