Tratamientos para el rostro crema antiarrugas natus

Hablemos del ácido hialurónico

Habrás leído un montón de artículos sobre él, y visto cientos de productos que lo contienen pero… sabes realmente que es el ácido hialurónico? ¿Cuáles son sus beneficios en tu piel? ¿Cómo actúa?

 

¿El ácido hialurónico, que es?

 

El ácido hialurónico es una molécula derivada de la familia de los glúcidos naturalmente presentes en nuestra piel y en todos los tejidos del cuerpo. Su función principal es lubricar las articulaciones y mantener los tejidos siempre hidratados dándoles volumen y refuerzo.

 

El ácido hialurónico es una sustancia clave que da volumen a la piel ya que tiene la capacidad de absorber 1000 veces su peso en agua. Por lo tanto, nos asegura una hidratación duradera y continua, con un efecto rellenador y reafirmante en la piel.

 

¿Por qué el ácido hialurónico es tan importante para nuestra piel?

 

Cuando envejece nuestra piel, su capacidad de retención de agua disminuye ya que su estructura contiene menos colágeno y elastina. Por lo tanto, también baja nuestra concentración natural de ácido hialurónico.

 

Con los primeros signos de envejecimiento, se observan cambios visibles en la superficie de la piel: falta de luminosidad, piel tensa y arrugas de deshidratación. Después, el metabolismo cutáneo ralentiza aún más y aparecen arrugas más marcadas, una pérdida de firmeza má y un tono de piel cada vez menos uniforme.

 

Más pasan los años, y más nuestra piel es sensible y vulnerable a las agresiones. Con la edad, el envejecimiento cutáneo se acelera, la piel se fragiliza, pierde en densidad y en volumen.

 

Gracias a una adecuada aportación en ácido hialurónico, se estimula la producción natural de colágeno y se mantiene un nivel de hidratación óptimo para dar un aspecto más lleno y liso a la piel.

 

¿De dónde viene el ácido hialurónico que están en nuestros cosméticos y cuáles son los más eficaces?

 

El ácido hialurónico puede ser de fuente animal o de fuente vegetal. O finalmente, ser sintético.

 

Las fuentes animales más comunes son crestas de gallo, aletas de tiburón, vísceras de vacas. Por la fuerte demanda de la sustancia, se ha generado una desgraciada explotación de estas especies animales.

 

Luego, existe el ácido hialurónico sintético, el cual es mal asimilado por la piel y se obtiene a partir de una extracción por solventes químicos.

 

En Natus, preferimos usar un ácido hialurónico puro y vegetal, extraído sin solventes, a partir de una eco fermentación de trigo y cebada, absorbido de forma óptima por nuestra piel.

 

En conclusión

 

¡Cumplidos los 50 años, la piel perdió el 50% de su ácido hialurónico! Para estimular su producción natural, escoge tratamientos de calidad con ácidos hialurónicos puros y vegetales.

Y para reforzar la acción de tus tratamientos, escoge una alimentación rica en vitamina C, imprescindible para la producción natural de colágeno.

Descubre productos con ácido hialurónico

Cremas naturales contorno para ojos

Contorno de ojos – A-H EYES RESCUE

Share