Crema hidratante exfoliante Natus

El hamamelis, un arbusto lleno de virtudes para nuestra salud y belleza

La Ciudad de México no es nuestro mejor aliado para lucir una piel saludable y radiante. En un ambiente tan agresivo nos encontramos con más imperfecciones y poca luminosidad por la falta de aire limpio, deshidratación y resequedad por la mala calidad del agua y manchas a causa del intenso sol. Es evidente que aquí debemos redoblar esfuerzos y tener hábitos para ayudar a nuestra piel a regenerarse en las mejores condiciones.

 

1. Limpieza diaria: durante el día tu piel está expuesta a contaminantes del medio ambiente, y al maquillaje si lo usas. Recuerda lavar tu rostro por la noche con un producto suave. Es importante que vuelvas a lavar por las mañanas si tienes a una piel grasa o usas tratamientos hidratantes de noche.

 

2. Buen trato siempre: tu piel no va a quedar más limpia si la frotas, tallas y restriegas con fuerza. Dando un ligero y suave masaje con la yema de los dedos, un buen producto eliminará las impurezas.

 

3. Toalla diaria: para tu rostro, usa una pequeña toalla y cámbiala cada día. No uses la misma toalla que destinas a tu cuerpo o las manos ya que estarías transfiriendo a tu cara bacterias específicas de otras zonas del cuerpo. No compartas tu toalla con nadie más. Finalmente seca sin frotar, dando ligeras palmaditas con la toalla.

 

4. Protégete del daño solar: evita permanecer bajo el sol durante mucho tiempo y menos en las horas más soleadas entre 12 y 4 de la tarde. Los sombreros, gorras y lentes de sol serán buenos aliados. En cuanto a los productos de cuidado facial con protección UV, únicamente los de más altos índice te protegerán de los rayos más peligrosos y de las manchas debidas al sol. (Ten en cuenta que la mayoría de los bloqueadores solares contienen diferentes filtros químicos.)

 

5. No leas únicamente la etiqueta sino también la lista de ingredientes: hoy en día están muy de moda las etiquetas que ostentan lo muy natural o lo muy “sin” que son. Sin embargo, para cerciorarte de que esta información sea del todo cierta, lee la lista de ingredientes y detecta lo que sí puede resultar realmente nocivo para tu salud. Te sorprenderás de la cantidad de productos que dicen ser naturales por tener un solo ingrediente natural o por ejemplo, quitar los parabenos y sustituirlo por algún componente mucho peor.

 

6. Dale un descanso a tu piel siempre que puedas: si usas maquillaje frecuentemente, tu piel te estará infinitamente agradecida de estar libre de componentes susceptibles de tapar los poros. Cuando puedas, déjala respirar, liberándola del maquillaje.

 

7. Limpia tus herramientas de maquillaje: tanto bacterias como gérmenes causan daño al rostro, infecciones, irritaciones y brotes de acné. También, esas bacterias pueden traspasarse a nuestro maquillaje, afectando su textura y durabilidad. Para evitar estos inconvenientes, recuerda limpiar y desinfectar frecuentemente todas tus brochas, pinceles y esponjas de maquillaje. Mira nuestro video “limpiar tus brochas de maquillaje al natural” (enlace).

 

8. No te toques la cara constantemente: no es fácil dejarse de tocarse la cara pues es un gesto que muchos de nosotros hacemos inconscientemente. Tocarse el rostro puede hacerlo más propenso a brotes de acné u otras imperfecciones, ya que por las manos se distribuyen bacterias y gérmenes.

 

9. Hidratación desde dentro: bebe suficientes líquidos, especialmente agua natural ya que ayuda a mantener la piel hidratada y elimina las toxinas acumuladas en el organismo.

 

10.Lleva una dieta saludable: una alimentación balanceada es clave para brindarle vitalidad y elasticidad a tu piel.

Descubre productos con hamamelis

Productos naturales para la piel espuma

Espuma limpiadora Soft balance

Productos naturales para la piel tonico equilibrante

Tónico equilibrante suave Hydra Balance

Share